viernes, 4 de octubre de 2013

Octubre, 06.



Cansada de mis partos a medio andar de re mendarme y juntar pedazos
Harta del mundo y su idiotez porque a pesar de todo mi corazón continúa aferrándose a coger del brazo a esta humanidad para caminar
porque nunca aprendí a amar con la boca ni palabras enamoradas porque nunca escribo un verso cuando amo sencillamente porque no aprendí a escribir lo que no que no se nombra porque no hay forma de escribir suspiros de escribir un beso
-porque los vuelos no se escriben-
sí, también soñé también amé también creí también caminé días enteros creyendo que la lluvia podía lavarme los miedos también descubrí el paraíso en un par de ojos también hablé con silencios también viví también reviví en otro cuerpo también escribí la palabra futuro deslizando mis dedos por una piel
también creí que haría la revolución tomada de una mano.
He sido la mujer que me ha dado la gana He conocido el fondo de la tristeza pero también he vibrado de felicidad con las pequeñas cosas como un atardecer sola o acompañada he llorado al final de un libro por no poder morirme junto al personaje principal o consolar al que queda sufriendo
¡TAMBIÉN HE AMADO!
y de eso no puedo escribir mucho porque las palabras nunca dicen lo que se quiere porque el amor no cabe en un par de letras
tengo los ojos cansados de ver gusanos y el olfato dañado por la pudrición que reside en algunos corazones tengo en la memoria colección de traiciones de mentiras de promesas incumplidas y mi maldita insistencia de continuar creyendo en el mundo tengo mi amor humano quemándome el vestido del individualismo y así, desnuda de egoísmo me decido a caminar por la vida aunque me duela la existencia aunque mañana en alguna calle vea un par de ojos que me muestren un paraíso y vuelva el ciclo estúpido otra vez.
Heidy Alachán.