lunes, 27 de octubre de 2014

Decir mi palabra



"Caminante son tus huellas el camino y nada más

Caminante, no hay camino se hace camino al andar."

-JMS

Tengo en mis manos una fotografía antigua y reconozco únicamente el fuego en mis ojos. Palpo mis carnes, mis formas. Éste cuerpo mío y solo mío que con los años he aprendido a escuchar y sentir.
Pienso en el movimiento, en la vida. En cuanto me gusta la palabra cuando me decora los labios. En cuanto me gusta el amor cuando embellece la palabra misma.
Comprendo a ésta hora que nada está dicho. Que no me gustan las etiquetas. Que me deprimen las personas que son líneas rectas y se gastan la vida salvándose.
Pienso en Anaïs. Y en que yo también necesito el éxtasis, porque lo ordinario me oprime y me reduce. ¡Porque tengo tanto que decir!  Porque quiero decir mi palabra, porque existo, porque pienso y sobre todo porque siento.
Porque quiero decir éste arrebato de ternura que me produce el mundo. El abrazo en el que me caben todas las formas de amor.   
 Escribir en cuatro letras  que he vencido el miedo, que no hay nada de que avergonzarse. Que disfruto construirme cada día.
¡Que no hay nada escrito, insisto! Que soy más, que somos más que la forma prefabricada de ésta sociedad castradora de ideas y sueños.
Que lo que importa es el amor, ¡carajo!
Que el verdadero mal está en las guerras, en la insensibilidad, en la indiferencia. Que reconocerse es un imperativo. Que nos han mentido tanto tiempo y que lo peor que puede sucedernos es equivocarnos y empezar de nuevo. Que no hay reglas, ni lineamientos que seguir.

Y yo solo quiero decirlo todo, decir mi palabra. 

viernes, 3 de octubre de 2014

Olivia


"Mujer el mundo está amueblado por tus ojos
¿Irías a ser ciega que Dios te dio esas manos?
Y ese mirar que escribe mundos en el infinito
Traes en ti el recuerdo de otras vidas más altas."
Vicente Huidobro
Canto II


Qué decir de esos dos ojos que habitan su rostro como letreros inmensos indicando detenerse. De la luz que reside en sus labios. Qué decir de su silencio, de la forma de sus manos.
Nada puede decirse de los besos contenidos en su risa. De su humanidad que no me cabe en un abrazo. De los muros caídos en mi casa. De los miedos en el cajón de la basura.
 Qué decir de este apego sin nombre que juega a inventarse cada día, o cada siglo. Qué decir de su extraña manera de ridiculizar al tiempo, qué decir del tiempo mismo, más allá de que no existe. Qué decir de la vida y el destino, de las casualidades, de la...
¡Qué importa!
Tengo en las manos únicamente este instante y la belleza de su alma.
Las palabras continúan mudas, yo prefiero sus miradas.

Olivia.

miércoles, 1 de octubre de 2014

5:00 am.


"Cualquier forma de amor que encuentres, vívelo."
Anais Nin


Dejé los libros a un costado de la mesa y me decido a observar los primeros reflejos del día.
Sonrío mientras reparo en como las ataduras se han deslizado por mi cuerpo con los años. En como la palabra tener carece sentido y olvidar las mentiras aprendidas me han devuelto la sonrisa.
Abandoné los mañanas hace algún tiempo. Nada pido, ni siquiera amor. Nada es promesa, no lo quiero. Sólo pido de la vida lo efímero de las cosas sublimes. Sólo pido de lo sublime, tu cuerpo.
Hay miles de ojos, de manos y brazos allá afuera.

Yo me desnudo caminando únicamente sobre tus siete letras.